Cabecilla del ELN alias Uriel se encontraba en compañía de menores en el momento en que fue abatido

Última actualización 26 de octubre de 2020 por Colombia Mundo – Sala de Prensa

  • El presidente Iván Duque informó que fue abatido alias Uriel, cabecilla del ELN, quien se encontraba en compañía de dos menores de edad en el momento del operativo de las autoridades en el Chocó.

El presidente Iván Duque, dio a conocer que, por medio de un operativo de la fuerza pública en el departamento del Chocó, fue abatido el cabecilla del ELN alias Uriel, por quien se ofrecía una recompensa de hasta 500 millones de pesos.

La operativo Odín fue llevada a cabo en el municipio de Nóvita, Chocó, a manos de inteligencias compartidas, donde participaron el Ejército Nacional, la Policía, la Fuerza Aérea y la Armada Nacional, para dar con el paradero de Andrés Felipe Vanegas Londoño alias Uriel, quien era responsable de delitos como el asesinato a líderes sociales, soldados y policías, secuestro, persecución y hostigamiento a poblaciones, según informó el presidente Duque.

En el lugar del atentado, se encontraban dos menores, una niña de 10 años y un niño de 6 años, que no hacían parte de la organización ilegal, y que al parecer estaban visitando a un familiar dentro del grupo armado. Luis Fernando Navarro, comandante de las Fuerzas Militares, manifestó que ya se tenía información previa sobre estos dos menores, y que por tal motivo en la operación solo buscaban afectar a alias Uriel, cumpliendo con el Derecho Internacional Humanitario dando protección a los infantes.

Ante esto, el Ministro de Defensa Carlos Holmes Trujillo, aclaró que las autoridades cuentan con permiso de desarrollar estos operativos a pesar de que en el lugar se encuentren menores de edad, siempre y cuando se cumplan con los principios de conducción de las hostilidades, en donde además aseguró que “la fuerza publica no mata niños, la fuerza pública protege a los ciudadanos”.

A este terrorista se le implicaba también con los hechos acontecidos en la Escuela General Santander en enero de 2019, que dejó 22 cadetes muertos a raíz de la explosión de un carro bomba, y también se le señalaba de ayudar a conformar grupos terroristas urbanos que atacaron varios CAI en Bogotá en las manifestaciones del mes de septiembre.

Este hombre, al parecer hacia parte del ELN desde el año 2000, y operaba en el epicentro de la disputa territorial entre el ELN y el Clan del Golfo en el Chocó, por lo que era una figura importante dentro del grupo terrorista, y se ofrecía una millonaria recompensa por quién ayudara a dar con su paradero, ante esto, el presidente agradeció a las personas que brindaron información eficaz para llegar a los puntos neurálgicos de inteligencia, y aseguró que se hará efectiva la entrega de esta millonaria suma a quienes condujeron e hicieron posible este contundente operativo.

A pesar de las múltiples acusaciones en su contra, es muy poco lo que se conoce acerca de este hombre, quien era también conocido por hacer uso de las redes sociales para reclutar jóvenes con ideologías similares a las del ELN, de ciudades como Bogotá, Medellín y Pereira, a través de una estructura clandestina denominada ‘Colectivos virtuales de estudio y trabajo revolucionarios’, por lo que se denominaba un cabecilla mediático.

Además, nunca se conoció su rostro completamente, ya que en las únicas fotografías que se conocen de él, aparece con una pañoleta y sombrero, mostrando solo sus ojos, con una vestimenta y fusil casi apartemente nuevo, lo que pone en duda si en realidad era un terrorista como lo daban a conocer.

Sonia Zambrano – Humana Noticias | FotoPortada: Archivo AFP

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.