Tras un operativo de desalojo en Bello Antioquia, se estima que aproximadamente 190 familias quedaron sin techo

Última actualización 4 de noviembre de 2020 por Colombia Mundo – Sala de Prensa

De acuerdo con la decisión de un juez, la Alcaldía de la Ciudad de Bello, en Antioquia, llevó a cabo un operativo de desalojo y derrumbamiento de predios en el barrio Nueva Jerusalén. Los ciudadanos denuncian abusos y maltrato, pues la policía entró a las viviendas lanzando gases lacrimógenos y bombas aturdidoras.

 

Cada año, centenares de familias que huyen de la violencia llegan al sur del Valle de Aburrá, específicamente al barrio Nueva Jerusalén. Hoy, casi todos estos hogares y familias despertaron con angustia e intranquilidad, al amanecer, se encontraron con que sus viviendas estaban rodeadas por el Esmad y grupos especiales de la Policía. Según el testimonio de una mujer que prefirió guardar el anonimato, aunque la policía apareció temprano en horas de  la mañana, el desalojo inició a partir de las once.

 

Para muchas personas, el barrio Nueva Jerusalén es el único lugar que les ha dado una  bienvenida, permitiéndoles edificar allí sus hogares después de lidiar con grandes amenazas, o en el peor de los casos, el asesinato de un familiar. Hace tan solo unas horas, se llevó a cabo un desalojo masivo y un plan de derrumbamiento de las viviendas del sector por parte de la Alcaldía de la Ciudad de Bello. 

 

“Ahora hay mucha gente golpeada y nosotros estamos organizando a los niños, recogiéndolos. Los queríamos ubicar en la escuela pero fue imposible porque allá se hizo la Policía, entonces nos prestaron una plancha y ahí estamos. Hay mucha gente golpeada. El desalojo lo están haciendo en un sector que conocemos como La Pinera. La gente está muy alterada. Todos muy angustiados”, expresó una de las residentes del barrio Nueva Jerusalén. 

 

Las escenas grabadas, ya publicadas en redes sociales por decenas de vecinos, son indignantes. Se puede observar en los videos cuando la fuerza pública dispara gases lacrimógenos y bombas eléctricas cuando entran a las viviendas, patean y destruyen lo que pueden a su paso. 

 

 

 

Ante la situación, Daniela Ortega, secretaria de seguridad de Bello, se pronunció sobre los hechos, comentó que la alcaldía de Bello, en cumplimiento de un fallo de un juez de tutela, realizaría la demolición de construcciones ilegales en el sector de Girasoles, construcciones que venían desarrollándose desde el mes de marzo. Comentó también, que cuando se inició el respectivo control y proceso policivo, estas construcciones ilegales y sus ocupantes interpusieron dos acciones de tutela que perdieron. Ortega, ratificó que el accionar de la Alcaldía de Bello fue ajustado al derecho. Mencionó que, por  esta razón, se realizaron las respectivas ofertas interinstitucionales. 

 

Un joven, residente del barrio Girasol, del sector de los Pinos, se dirigió a la fuerza pública con reflexivas palabras, luego de que en un enfrentamiento, uno de los uniformados, le reventara la cabeza  a un vecino del sector.

 

 

Según la secretaria de seguridad, Daniela Ortega, los daños y perjuicios que se han hecho en el sector son irreparables, pues  en total, se habrían quemado 18 hectáreas, a manos de quienes invaden la tierra y queman pinos para poder construir sus viviendas.

 

Pese a la disputa legal, las familias  denunciaron que no tienen dónde vivir, en total son cerca de 190 familias afectadas, dicen, hasta el momento no tener ni recibir ninguna solución institucional. 

 

Lorena Garcés García – Humana Noticias | Foto portada: (Cortesía Alcaldía de Bello)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.